...
Como buscar la razón social de una empresa

Razón Social de la Empresa: qué es y cómo crear la tuya

La razón social de una empresa no solo refleja su esencia, sino que también cumple con un requisito legal indispensable. 

Desde la designación formal hasta la personalidad jurídica de tu empresa, cada aspecto tiene implicaciones legales y estructurales claves. 

La razón social es el primer indicio de la identidad de tu empresa, pero constituir una persona jurídica es lo que realmente le dará vida legal. 

En Ferpec, creamos este blog para guiarte a través de los pasos necesarios para registrar una razón social España.

Denominación Social: concepto y definición

La denominación social es la carta de presentación legal de una empresa. A diferencia del nombre comercial, que tiene un enfoque en el mercadeo y la venta de productos o servicios, la denominación social es el término burocrático y oficial que se utiliza para identificar a una entidad en el mercado. 

Es el nombre registrado en los documentos fundacionales y es crucial para la identificación legal de la persona jurídica. Así como una persona lleva un nombre y apellidos que la distinguen de los demás, las empresas cuentan con su denominación social para establecer su identidad única dentro del entramado empresarial y jurídico. 

Por ejemplo, mientras que una tienda podría ser conocida comercialmente como “La Esquina del Gourmet”, su denominación social podría ser “Alimentación y Delicatessen Gourmet, S.L.”.

¿Qué es la denominación social?

La denominación social es, en esencia, el nombre que lleva una persona jurídica y bajo el cual realiza todas sus actividades económicas y legales. Este nombre, que debe ser único y no inducir a confusión con otras entidades, es el que figura en todos los documentos oficiales, tales como contratos, escrituras, facturas y demás correspondencia empresarial. 

La legislación vigente exige que este nombre no solo sea registrado en el documento fundacional de la empresa, sino también ante el registro mercantil correspondiente, garantizando así su exclusividad y protección en todo el territorio nacional.

¿Cuál es la importancia de la denominación social?

Contar con una denominación social adecuada y registrada otorga legitimidad y seriedad a una empresa ante los ojos de la ley, de sus clientes, proveedores e inversores. Es este el nombre que aparecerá en todos los trámites administrativos y legales, y el que estaría en juego en situaciones de litigio o responsabilidades contractuales. 

De ahí la importancia de que la elección de la razón social no sea tomada a la ligera, y que una vez elegida, se inicie el proceso de registro ante el Registro Mercantil para obtener la certificación negativa que asegure su no coincidencia con otra ya existente.

¿En qué casos se utiliza la denominación social?

La denominación social es obligatoria y se utiliza en todas las formas jurídicas de sociedades que existen:

  • Sociedades Anónimas (S.A.) 
  • Sociedades Limitadas (S.L.)
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa (S.L.N.E.)
  • Sociedad Colectiva (S.C.)
  • Otras sociedades.

Este nombre es de uso forzoso en todos los documentos oficiales, trámites jurídicos y gestiones fiscales. 

Asimismo, es el que se emplea al inscribir la empresa en el registro mercantil, un paso indispensable para que la compañía sea reconocida oficialmente como persona jurídica y pueda comenzar sus operaciones en el marco legal pertinente.

Persona Jurídica: características y requisitos

Una persona jurídica es una figura jurídica que, aunque carece de la condición de ciudadano individual, posee derechos y deberes como si de un sujeto de derecho se tratase. Estas entidades pueden tomar la forma de instituciones, organizaciones o empresas, ya sean con ánimo de lucro o sin él. 

La creación de una persona jurídica surge de la unión de personas físicas con un objetivo común, ya sea para emprender un negocio o para representar a un colectivo o a otras entidades.

¿Qué es una persona jurídica?

Una persona jurídica es una figura jurídica que, aunque carece de la condición de ciudadano individual, posee derechos y deberes como si de un sujeto de derecho se tratase. Estas entidades pueden tomar la forma de instituciones, organizaciones o empresas, ya sean con ánimo de lucro o sin él. 

La creación de una persona jurídica surge de la unión de personas físicas con un objetivo común, ya sea para emprender un negocio o para representar a un colectivo o a otras entidades.

¿Cuáles son las características de una persona jurídica?

Las personas jurídicas tienen una serie de características distintivas.

  • Capacidad normativa: Pueden ser sujetos de derecho, ejerciendo derechos y cumpliendo obligaciones, lo que implica la capacidad para ser titulares de patrimonios, contratar empleados, y realizar otras actividades legales.
  • Identidad legal: Deben contar con un identificador único, como la razón social, que facilita su diferenciación en las gestiones formales y los trámites jurídico-administrativos.
  • Registro oficial: Para obtener reconocimiento legal, una persona jurídica debe inscribir su razón social en el registro mercantil, asegurando su unicidad a nivel nacional.
  • Objeto social: Definen claramente el propósito por el cual se constituyen, estipulando las actividades económicas o sociales que desarrollarán.

¿Cuáles son los requisitos para constituir una persona jurídica?

Para constituir una persona jurídica, se deben cumplir diversos requisitos que varían según la legislación de cada país, pero que comúnmente incluyen.

  • Escritura de constitución: Documento donde se estipulan los fines de la entidad, la identificación de los socios y el capital social inicial.
  • Razón social: Es el nombre oficial que distinguirá a la entidad y debe ser único, evitando confusión con otras personas jurídicas.
  • Registro Mercantil: Las empresas deben registrar su razón social oficial para obtener la certificación de denominación y la certificación negativa, que confirma la ausencia de duplicidades.
  • Domicilio social: Debe existir un domicilio oficial donde se ubique la sede social de la entidad.
  • Cumplimento de la normativa legal: Se exige el respeto al marco legal vigente, incluyendo la legislación mercantil, fiscal y laboral aplicable.

Estos requisitos garantizan que la entidad conseguirá un reconocimiento legal para operar legítimamente en el mercado y frente a terceros.

¿Qué es una razón social?

Representa su identidad formal y legal, crucial para su existencia dentro del marco jurídico y económico. Este término define el nombre oficial bajo el cual una entidad realiza actividades comerciales, firma contratos y se presenta ante el gobierno y otras entidades. 

Diferente del nombre comercial, la razón social tiene un valor legal específico, inscribiéndose en registros oficiales para garantizar su exclusividad y protección legal.

¿Qué es la razón social de un autónomo?

La razón social de un autónomo se refiere directamente al nombre completo del titular del negocio. Esto significa que la identificación del autónomo ante la ley y frente a terceros en el ámbito comercial se realiza bajo su nombre personal. 

También puedes optar por usar tu nombre, apellido y agregar un elemento distintivo relacionado con tu actividad comercial. Esto puede ayudar a que tus clientes sepan claramente a qué te dedicas, aunque no suele usarse mucho.

Diferencia entre nombre comercial y razón social

Mientras la razón social identifica legalmente a la empresa ante las autoridades y en el entorno jurídico, el nombre comercial se utiliza para fines de marketing y como marca ante los clientes.

Esta diferenciación permite a las empresas operar bajo una marca reconocible y atractiva para el público, manteniendo su identidad legal para trámites oficiales y contratos. Es esencial entender estas diferencias para evitar confusiones.

Razón social: Ejemplos y cómo registrar una

Comprender la importancia de este proceso y los pasos para llevarlo a cabo correctamente es fundamental para cualquier Pyme o negocio en el camino hacia su consolidación.

  • Debes ingresar a la web oficial del Registro Mercantil Central.
  • Dirígete a “Denominaciones Sociales”, haz clic en “Solicitud de Certificados”, y después en “Solicitar Certificado”.
  • Rellena el campo “Beneficiario de la denominación”.
  • Indica hasta cinco nombres preferidos para tu empresa en “Denominaciones solicitadas”, especificando el tipo de sociedad y ordenándolos por preferencia. Luego haz clic en “Continuar”.
  • Completa tus datos en la sección del presentante, es decir, los tuyos, asegurándote de que todo esté correcto.
Recuerda, el Registro Mercantil Central ofrece guías claras sobre los criterios para elegir tu denominación social. Este proceso es tu primer paso hacia la formalización y protección legal de tu negocio.
Registrar razón social

Razón Social: ejemplos

Cual es la razón social de una empresa ejemplo

Ahora que hemos establecido la base sobre qué es y cómo se registra una razón social, vamos a ver algunos ejemplos para ilustrar cómo estos pueden variar dependiendo del tipo de empresa, sector, y preferencias de los propietarios.

  • Nombre comercial: Zara / Razón social: Inditex, S.A.
  • Nombre comercial: Coca-Cola / Razón social: Coca-Cola European Partners Iberia, S.L.U.
  • Nombre comercial: IKEA / Razón social: IKEA Ibérica, S.A.

Estos ejemplos muestran cómo grandes marcas operan bajo nombres comerciales reconocibles, mientras que sus operaciones legales y formales se registran bajo razones sociales que a menudo incluyen referencias a su estructura corporativa o geográfica.

¿Por qué es importante registrar una empresa en el Registro Mercantil?

La inscripción en el Registro Mercantil no es solo un procedimiento formal, sino una exigencia legal para cualquier entidad mercantil que desee operar en España. 

Este registro se considera indispensable para la identificación legal y operativa de las sociedades y cumple con una función vital en la seguridad del tráfico jurídico y comercial.

Sin él, la empresa carecería de personalidad jurídica y no podría actuar dentro del marco legal establecidoAdemás, al inscribir su razón social, la entidad puede realizar libremente y con plena validez actos comerciales y jurídicos, tales como firmar contratos o emitir facturas.

¿Qué es el Registro Mercantil?

El Registro Mercantil actúa como un ente oficial que valida y consigna toda la información relevante sobre las entidades comerciales del país. 

Una de sus funciones primordiales es asegurar que cada sociedad posea una razón social única e inequívoca, detalle crucial para evitar confusiones en el mercado. Aquí también se registran las reformas estatutarias y otros datos de relevancia legal, como los administradores vigentes de la empresa.

¿Cómo se elaboran los documentos oficiales de una empresa?

La elaboración de los documentos oficiales debe seguir un proceso meticuloso para garantizar su validez legal. El primer paso esencial es la inclusión de la razón social, que debe ser clara y estar registrada para diferenciar legal y oficialmente la empresa. 

La consistencia es clave; en todos los documentos, desde la factura más básica hasta los estatutos de la empresa, la razón social se presenta como la firma inequívoca de la entidad. Cada documento debe cumplir con ciertos estándares de formato y contenido, por ejemplo: las facturas y contratos deben contener, además de la razón social, detalles de transacciones y acuerdos claros y específicos. 

La nomenclatura usada en la razón social no puede ser arbitraria ni consistir solamente de siglas; debe ser cuidadosamente elegida para reflejar de manera única y válida la identificación de la empresa. Además, cada tipo de documento requiere ciertas formalidades, como sellos y firmas autorizadas, y en algunos casos la certificación de un notario.

Dado que la creación de estos documentos es más que un simple trámite burocrático, es la construcción de la historia legal de la empresa y la afirmación de su presencia en el marco empresarial, contar con una asesoría para empresas puede ser de gran beneficio.

¿Cuál es la diferencia entre persona física y persona jurídica?

La principal diferencia entre una persona física y una persona jurídica es su naturaleza y existencia ante la ley: Mientras la persona física es cualquier ser humano con capacidad para tener derechos y obligaciones, la persona jurídica es una entidad colectiva con capacidades legales que puede incluir empresas, instituciones u organizaciones, ya sea con fines de lucro o no. 

La razón social actúa como el nombre con el que una persona jurídica se presenta en el ámbito comercial y ante el Registro Mercantil, contrapuesto al nombre y apellidos que identifican a la persona física.

Estas diferencias se extienden al ámbito legal y fiscal, donde cada tipo de persona está sujeto a regulaciones distintas, por ejemplo, las personas físicas están reguladas principalmente por el Código Civil, mientras que las jurídicas lo están por normativas que pautan los derechos y obligaciones específicas de las entidades.

¿Cuáles son los beneficios de ser persona física?

Ser una persona física conlleva beneficios arraigados en la capacidad de actuar libremente y ser titular de derechos y obligaciones personales. Estos individuos están protegidos y regulados principalmente por la Ley y la Constitución. Algunos beneficios esenciales incluyen:

  • Derechos civiles y protección legal que garantizan libertades individuales. 
  • Capacidad de realizar actividades comerciales en nombre propio.
  • Oportunidad de asociarse para formar entidades jurídicas.
  • Posibilidad de representar a otra persona física o jurídica en actos legales.

Los derechos de las personas físicas no solo les permiten operar de manera independiente en la sociedad, sino también involucrarse en estructuras colectivas para el logro de metas compartidas.

¿Cuáles son los beneficios de ser persona jurídica?

La persona jurídica, por otro lado, disfruta de una serie de beneficios centrados en su capacidad para actuar como una entidad colectiva con un grado de permanencia y estructura. Estos beneficios incluyen:

  • Responsabilidad limitada de los socios ante las deudas o problemas legales de la entidad.
  • Continuidad independientemente de los cambios en sus miembros.
  • Capacidad de acumular capital y recursos más fácilmente que las personas físicas.
  • Posibilidad de realizar acciones y transacciones como una sola unidad, con una razón social establecida.

Los beneficios de tener una razón social son notables en términos de identificación legal y en la capacidad de gestionar trámites administrativos y comerciales de manera efectiva. 

La personalidad jurídica otorga a estas entidades el poder de operar en la sociedad de una forma que está más allá del alcance de los individuos en su carácter personal.

Comunidad Autónoma: Ámbito y Normativas

La denominación o razón social de una empresa es su sello identificativo dentro del ámbito empresarial, siendo esencial que respeten ciertas normativas para garantizar su unicidad y adecuación legal. 

Primordialmente, no se permiten denominaciones idénticas a otras ya existentes en el registro. Es posible incluir abreviaturas comunes como “CÍA” en la razón social, pero no puede constar únicamente de siglas.

Con respecto al ámbito geográfico como identificador, la ley prohíbe usar el nombre de una Comunidad Autónoma o provincia para distinguirse de otra empresa. Esta restricción tiene como objetivo evitar la confusión y asegurar la claridad en la identificación empresarial a lo largo de todo el territorio español.

Como vimos más arriba, para solicitar la denominación social se debe acceder al Registro Mercantil Central siguiendo un protocolo específico que garantice la adecuación al marco legal vigente. 

Cabe destacar que la dirección social, que consta en documentos legales y oficiales, puede diferir de la dirección comercial presentada a clientes y proveedores, permitiendo flexibilidad en la operación de las actividades de la empresa.

Tabla para entender mejor proceso y normativa

ProcesoNormativa
Elección de Razón SocialProhibición de denominaciones idénticas
Uso de AbreviaturasAceptables con restricciones
Uso de SiglasProhibidas como único elemento
Identificación RegionalProhibido el empleo de nombres de Comunidades Autónomas o provincias
RegistroObligatorio en Registro Mercantil Central
ProcesoNormativa
Elección de Razón SocialProhibición de denominaciones idénticas
Uso de AbreviaturasAceptables con restricciones
Uso de SiglasProhibidas como único elemento
Identificación RegionalProhibido el empleo de nombres de Comunidades Autónomas o provincias
RegistroObligatorio en Registro Mercantil Central

Es vital para cualquier empresa cumplir con estas normas para establecer una identificación legal correcta y efectiva.

Recuerda que en Ferpec trabajamos para hacer crecer tu Pyme en España. Si necesitas más información, no dudes en contactarnos.

Preguntas Frecuentes sobre razón social de una empresa

¿Se puede realizar el cambio de razón social de una empresa?

Sí, pero este proceso requiere modificar también los estatutos de la sociedad. Esto se debe a que la razón social debe constar en los estatutos, por lo que cualquier cambio en ella implica una modificación estatutaria.

¿Cómo realizo una solicitud de certificación negativa del nombre o razón social?

Debes acceder a la página web del Registro Mercantil Central y seguir el proceso establecido para la solicitud por vía telemática. Esto incluye el pago del arancel correspondiente y la elección de la forma de entrega de la certificación.

¿Cómo buscar razón social de una empresa?

Puede realizarse a través de la página web del Registro Mercantil Central, donde se ofrecen servicios para consultar las denominaciones sociales registradas.

¿Si mi empresa cambia de razón social debe liquidarme?

No, no implica la liquidación de los trabajadores. Los derechos y obligaciones laborales se mantienen intactos, incluyendo la antigüedad y las condiciones de trabajo previamente acordadas.

¿Qué es la razón social de una persona física?

Se aplica a entidades jurídicas o empresas, no a individuos. Para las personas físicas que realizan actividades económicas, se utiliza el término “nombre comercial” o simplemente su nombre propio para actividades comerciales.

Razón social de
Ferpec – Asesoría en Madrid