...
Balance

¿Cómo hacer un balance de situación?

Cuando hablamos de cómo hacer un balance de situación en principio es importante entender a qué nos referimos.

Al balance situación, se lo conoce también como el estado financiero en el que se encuentra una empresa y es indispensable para llevar una contabilidad certera.

Cada uno de los elementos que lo componen determina un todo, donde se refleja el estado general de una empresa en materia contable.

En este artículo de Ferpec, abordaremos los puntos principales acerca de este importante tema, indispensable de conocer para todo empresario.

¿Qué es y cuál es su propósito?

Al momento de preguntarse qué es un balance inicial, diremos que es un relevamiento y posterior informe que deja sentado cuál es el estado financiero de la empresa, en determinado momento.

Los elementos que lo integran son el activo pasivo y patrimonio neto de una empresa. Tal como mencionamos, su finalidad es determinar el estado de situación respecto de estas variables con un balance de situación cuentas.

Profundizando sobre sus elementos

El activo, pasivo y patrimonio neto, son los componentes claves.
Pero, ¿qué implican cada uno de ellos?

  • Activos: cuando nos referimos al activo, se tendrán en cuenta en el análisis, los corrientes y no corrientes. Se tiene en cuenta además el efectivo, las cuentas pendientes de cobrar, los equipos y propiedades de la empresa.
  • Pasivos:en cuanto a los pasivos, se contemplan los corrientes y los no corrientes.
    También se incluyen aquí, cada una de las cuentas que se tienen que pagar aún, los préstamos obtenidos y otros compromisos financieros de la empresa.
  • Patrimonio neto: a la hora de indagar e informar sobre el patrimonio neto, se examina el capital social y las reservas con que cuenta la empresa. Además, se incluyen las utilidades y reservas retenidas. Todos estos elementos constituyen el patrimonio neto.

¿Por qué es tan importante un balance de situación?

El balance de situaciones tiene una incidencia directa para determinar las diferentes acciones que deberá tomar la empresa.

Los directivos, a partir del resultado de este informe, podrán evaluar cuán sólida está la empresa en materia financiera, si tiene margen de endeudamiento y cuál es la rentabilidad que arrojan los resultados.

También se tendrá en cuenta la importancia del balance para quienes son inversionistas o son acreedores, marcando los riesgos y el potencial.

Lo que muestran el análisis horizontal y el vertical

En los balances de empresas, el análisis horizontal, permite efectuar comparaciones entre los balances a lo largo de periodos más extensos, mostrando los cambios y las tendencias hacia las que se ha orientado esta.

Balances
Si nos referimos al análisis vertical, es el que permite comparar cada punto clave con la totalidad del balance estructura. De este modo arroja información detallada sobre cada elemento, y la influencia que tiene cada uno en el todo.

Los ratios financieros

Los ratios son los indicadores que surgen de un balance situación y proporciona la información necesaria que deben considerar tanto los empresarios como sus asesores.
Para profundizar sobre este punto presentamos los siguientes ítems sobre la estructura del balance.

Liquidez

La liquidez es la capacidad que tiene la empresa para afrontar sus obligaciones a un plazo corto. Surge especialmente cuando se analizan los activos corrientes. 

Cuando un ratio es superior a 1, indica que la empresa cuenta con las condiciones necesarias para hacer frente a sus próximos compromisos.

Endeudamiento

El endeudamiento atiende a la deuda respecto del capital de la empresa. Se obtiene mediante la comparación de los pasivos con los activos.

Rentabilidad

La rentabilidad analiza cuál es el grado de capacidad que tiene la empresa, para lograr ganancias respecto de sus activos, las ventas y el patrimonio neto. 

Cuando los ratios de la rentabilidad son altos, denotan eficiencia en las gestiones empresariales, basándose en los recursos de los que dispone.

Solvencia

La solvencia es el ratio que mide cuál es la capacidad para afrontar compromisos en un plazo largo de tiempo. Los datos surgen, principalmente, de los pasivos a largo plazo.

Impactos e imponderables

Los sucesos económicos, tales crisis financieras o cambios en las normas de regulaciones, son factibles de impactar sobre un balance de situación.

Hechos tales, como la necesidad de afrontar gastos imprevistos o incluso cambios de la macroeconomía del contexto social, pueden causar cambios a la hora de gestionar la empresa. Esto se verá reflejado en la plantilla balance de situación.

Sin dudas, la empresa tendrá que adaptar sus medidas para que las variables se ajusten a los requerimientos, y los balances de situación lo reflejen de forma positiva.

¿Hay fechas claves para la presentación de los balances?

Las fechas de presentación y la elaboración de los balances de situación son momentos determinantes para las empresas.
Es indispensable que empresarios y sus asesores, conozcan en forma precisa, cuándo, y de qué manera se concreta la presentación del balance de una empresa.

Calendario estándar de presentación

En España, la normativa establece pautas específicas para la presentación de balance situación.

En términos generales, las empresas están obligadas a presentar sus estados financieros al Registro Mercantil entre los seis primeros meses después de cerrar el ejercicio fiscal.

Esto significa que, si una empresa cierra su ejercicio con fecha 31 de diciembre, el balance de situación se deberá presentar antes del 30 de junio del año siguiente.

Vale destacar que la puntualidad en este proceso no solo son requisitos legales, sino que además denotan responsabilidad y transparencia de parte de las empresas.

Estas fechas clave son momentos estratégicos que dan forma y revelan la salud financiera de las empresas, proporcionando a los inversores, reguladores y al público en general una ventana clara hacia el estado de las compañías en España.

Balance Contabilidad

Periodicidad y regularidad

Cuando se cierra el ejercicio fiscal, comienza la gestión del balance de situación. Las empresas, generalmente, eligen tomar como fecha de cierre de ejercicios fiscales los últimos días de cada año.
Este proceso implica ajustar cuenta de balance, evaluar activos y pasivos, y preparar la información financiera para su presentación.

Asamblea de los accionistas 

Cuando el balance está listo, se somete a la Asamblea General de Accionistas para ser aprobado. Dicha reunión, se realiza por lo general en los primeros meses del año siguiente al cierre del ejercicio.

Este paso es fundamental para que el proceso de presentación comience de manera adecuada.

Auditoría externa y verificación de la información

Muchas empresas apelan a la realización de auditorías externas para garantizar la transparencia de su balance situaciónLos auditores revisan los procesos contables, la valoración de activos, la adecuación de las provisiones, entre otros aspectos clave. 

Esta auditoría generalmente se efectúa en los primeros meses del año y debe estar completa, antes de la presentación oficial del Registro Mercantil.

La presentación en el Registro Mercantil

La presentación del balance de situación ante el Registro Mercantil debe efectuarse dentro del plazo legal establecido. 

La información financiera debe cumplir con los requisitos formales y contables, y su presentación puntual es esencial para evitar sanciones y mantener la buena reputación corporativa.

Respecto a las excepciones y los casos especiales

Algunas empresas, especialmente aquellas con ejercicios que optan por no ajustarse al año natural, pueden seguir plazos y calendarios diferentes. 

Otro caso particular son aquellas empresas que cotizan en bolsa, dado que pueden tener más requisitos de presentación y plazos más ajustados.

Rol del balance de situación respecto a riesgos

El balance general tiene un rol determinante, para la evaluación de los riesgos financieros que debe enfrentar una empresa. Los mandos superiores y los directivos usan los datos que arroja un balance de las cuentas, para saber cuáles pueden representar riesgos a corto o mediano plazo.

Mediante los resultados de estos informes buscan aminorar aquello que represente amenazas y se anticipan a elaborar estrategias que garanticen la estabilidad y el bienestar financiero sostenido en el tiempo.

La internacionalización

Con la globalización imperante en el mundo actual, los empresarios deben enfrentarse a desafíos, pero también a oportunidades internacionales.

Las diferencias en los estándares contables y las prácticas financieras influyen en el momento de elaboración y presentación del balance de situación, según el contexto internacional.

Es fundamental que las empresas se adapten a estas situaciones globales y se vean plasmadas en los informes correspondientes.

Futuras tendencias del balance de situación